Una mala ley es peor que ninguna

Una mala ley es peor que ninguna

La propuesta de ley de las profesiones del deporte de Madrid pretende regular el trabajo de los técnicos deportivos según su TITULACION. De hecho, convierte el Personal Training, por ejemplo, en un monopolio de los licenciados.

Este proyecto se pone en marcha con la voluntad de garantizar la salud y seguridad de los usuarios de centros deportivos pero, ¿verdaderamente esa es la razón? Las escuelas de FORMACION NO REGLADA (continua) han impartido cursos que han dotado de competencias a miles de técnicos que han trabajado y trabajan con totales garantías para sus clientes. De hecho, la mayoría de los técnicos de las salas de fitness y de actividades dirigidas no tienen títulos oficiales… y nadie los ha denunciado por daños físicos ni los han despedido por falta de profesionalidad. Ahora pueden ser despedidos después de años de acumular experiencia y de formarse continuamente, ¡por ley!

Los planes de estudio de las escuelas del Fitness y que trabajan con los estándares europeos incluyen todo lo necesario para que los profesionales que salen de sus aulas sean expertos en salud.

El problema de este intento de regulación está en que confunde la capacidad (las competencias) de las personas con los titulos. Por favor, ¿podemos acabar ya con la maldita “titulitis” española? Esta confusión no es casual puesto que el borrador de ley favorece al club de los que tienen el “cartón” adecuado. ¡Los que no lo tengan serán intrusos, carne de paro!

El proyecto de ley no tiene en cuenta varias leyes españolas de alto nivel y directivas europeas y, algunos juristas sostienen la inconstitucionalidad de varios de sus artículos.

Señores legisladores, anulen la ley o adapten la a las realidades de las empresas, trabajadores y escuelas de hoy y del futuro.

Los expertos del sector conocemos como hacer ley inclusiva, de verdad, y nos préstamos a colaborar en su redactado. Eso sí, para ello debemos trabajar a fondo.

Compartir en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

La dirección de correo electrónico no será publicada.